ACANTILADO

por Abbey C.

Tú tan acantilado y yo con vértigo

La punta de mis zapatos ya no pisa suelo firme y todo mi apoyo se encuentra en los talones. Allá abajo habrá como tres vidas y media de caída. Tengo un vértigo que me llena todo el estómago y el corazón me dice que no se había preparado suficiente para esta maratón.

Yo miro un poco hacia abajo y se me tambalean hasta las pestañas. Por momentos vienen ráfagas de adrenalina y tengo muchas ganas de gritar y hacer eco en todas las montañas. Comienzan los sudores fríos y trago una vez más para deshacer el nudo en la garganta. Avanzo un poco. Mi punto de equilibrio está al límite, es dar un paso más y caer o dar uno atrás y no volver nunca.

Me gustaría tener la valentía, pero sé que lo único que me haría actuar es no tener otra opción. De pronto una brisa que me golpea levemente y yo me dejo empujar. Así que mis pies avanzan y caigo.

“Perdona, ¿cómo te llamas?”




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Instantes Grenade MoonDespedida Bienvenida Agustina Bloom

¿QUIERES LEER MUCHOS MÁS CUENTOS CADA SEMANA?

MUCHÍSIMAS

GRACIAS ^^