Insomnes

por Isona Clarck

Ana se ha acostumbrado a vagar por la ciudad cuando el insomnio acecha.

Supone las calles vacías antes de coger descalza el ascensor y piensa que tal vez un gato sea la única compañía que necesitará esta noche mientras el portón cae a su espalda dejando ante sus ojos una calle oscura.

Imagina a sus vecinos envueltos en el aire de un ventilador que agita una marejada de sueños, ella cruza silenciosa una pierna sobre la otra y enciende un cigarrillo mientras sabe que la idea de una Oniria ajena es lo más cerca de dormir que estará esta noche, nuevamente.

Tal vez gasta todo su sueño de día mientras escapa de la rutina una y otra vez sin que apenas nadie se dé cuenta de su huida, o quizás es una de esas súcubos de los mitos que viven de la oscuridad de otros, y recorren los días escondiéndose entre los ruidos y las sombras de la realidad.

Un gato negro de inmensos ojos verdes sale a su paso entre los contenedores, hay un coche unos metros más allá mal aparcado y una cortina en el segundo piso de un bloque colindante ondea como si marcara el punto exacto donde otro insomne se rinde, donde otro no durmiente, quizás tan atrapado como ella en medio de la nada, se pierde por esa ciudad desnuda que solo los gatos, las estrellas y las almas más rotas se atreven a recorrer a ciegas hasta que es el alba, quien los encuentra.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
microcuentos-con-sabor-verano

¿Quieres nuestro ebook de microcuentos GRATIS?

Déjanos tu email y te lo mandamos GRATIS

¡Genial! 😍 😍 Te hemos enviado un email para confirmar tu dirección y poder enviarte nuestro ebook. Revisa tu buzón de promociones o correo no deseado, podría llegarte ahí nuestro correo.

Pilar Alejos - Cuarta llavePlacido Romero - Otro dia