¿Qué es un microcuento?

A VECES UNA PALABRA VALE MÁS QUE MIL IMÁGENES

Aunque quizás nunca te hayas parado a pensarlo, la vida está compuesta de pequeños microcuentos. Las historias nunca son completas hasta que no conseguimos hilar los fragmentos de las que se componen. Sin embargo todas las microhistorias son completas a su vez. Para nosotros los microcuentos son grandes historias que pueden contarse en pocas palabras. Es el día a día hecho letras, las pequeñas cosas cotidianas contadas en ese  espacio enorme que es internet. Historias breves que nos hacen reír, llorar, agudizar el ingenio…Historias que permiten a pequeños – enormes escritores expresar sus pequeñas y enormes vivencias, pero en un formato muy reducido.

RELATOS PARA PICAR ENTRE HORAS

El microcuento se ha convertido en un formato fácil de usar. La falta de tiempo hoy en día, unido al uso extendido de redes sociales, hace que consumamos más contenidos breves en esos pequeños ratitos que tenemos. Twitter es la máxima expresión de este género literario, ya que su restricción de caracteres hace más complicada la redacción del contenido, pero a la vez mucho más intenso, emocionante y también más efímero. No resulta extraño ver a la gente en el metro sonriendo con el móvil en la mano mientras lee de camino al trabajo. Seguramente estén leyendo microcuentos. Seguramente estén leyéndote a ti.




Vale, pero ¿Qué es un microcuento?

Pongámonos teóricos, pero solo un poco. ¿Cuál es verdaderamente la esencia del microcuento?

  • Lo bueno, si breve, dos veces bueno. El buen microcuento tiene que tener la capacidad de transmitir lo máximo con la mínima extensión posible.
  • A buen entendedor, pocas palabras bastan. La concisión es muy importante teniendo en cuenta la brevedad. Hay que intentar evitar utilizar conceptos abstractos o introducir muchos personajes o escenarios.
  • El título es esencial. Al no disponer de muchos caracteres para escribir el relato, el título tiene que aportar algo en la historia, formar parte de ella.
  • Un microcuento no es una anécdota ni una frase aislada, sino una historia en miniatura. Como tal tiene que tener planteamiento, nudo y desenlace…¡y qué desenlaces!
  • Escribir es el arte de dibujar con palabras. Dibuja todo lo que quieras, pero deja algo a la imaginación, sorprende, provoca…Haz pensar y sentir. Este es el verdadero “superpoder” del microcuento; lo implícito, lo que nos deja colgados de un hilo y deseosos de seguir tirando.

Microrrelato moderno

Hace ya mucho desde que Monterroso despertó, encontró a aquel dinosaurio y revolucionó la forma de escribir, creando un nuevo concepto literario.

Desde entonces el mundo de la microliteratura ha evolucionado constantemente, adaptándose a los nuevos formatos  y tendencias que han ido surgiendo con el tiempo. La tecnología y el avance de las redes sociales han tenido un claro impacto en la forma de escribir, también en la forma en la que leemos. Los microcuentos son literatura fugaz, letras de “time line”, que consiguen el máximo impacto en un suspiro literario.




Picoteo famoso

Cuando Monterroso inventó a su dinosaurio, rompió las estructuras literarias tradicionales. El microcuento tuvo su auge en los años 50, 60 y 70 de la mano de Bioy Casares, Borges o Cortázar entre otros.

No queremos dejarte sin la mejor selección de relatos para picar. Algunos te resultarán conocidos y otros te sorprenderán gratamente, pero ninguno te dejará indiferente. ¿Estás preparado para empezar a leer?

"Vendo zapatos de bebé, sin usar."
“Nadie quería decirle a qué hora pasaría el tren. Lo veían tan cargado de maletas, que les daba pena explicarle que allí no había habido nunca ni vías ni estación”
“Todas las mañanas llego a la oficina, me siento, enciendo la lámpara, abro el portafolio y, antes de comenzar la tarea diaria, escribo una línea en la larga carta donde, desde hace seis años, explico minuciosamente las razones de mi suicidio”
"El último hombre sobre la Tierra sintió que llamaban a su puerta."
Encuéntranos en Facebook
Síguenos en Twitter
Encuéntranos en Instagram