Microcuentos tiempo

5 microcuentos sobre el paso del tiempo

El tiempo es uno de los temas que más preocupa a la humanidad. Ha sido tema universal de estudio y debate para diversas disciplinas: la física, la filosofía, la antropología, la literatura… Y aunque todas ellas han ofrecido enfoques e interpretaciones diferentes acerca del mismo, hay una cosa en la que todos coinciden: el miedo al paso del tiempo. La ansiedad ante el hecho de que, a pesar de todos los avances científicos y tecnológicos, el tiempo sigue siendo una dimensión que somos incapaces de controlar.

Esta preocupación ha quedado reflejada en el arte en general, pero en este caso, por el tema que nos ocupa, veremos cómo ha quedado reflejada en la literatura. En el artículo de hoy vamos a ver 5 microcuentos sobre el paso del tiempo, donde podremos leer esa ansiedad y ese miedo.

 

1.Un sueño

“En un desierto lugar del Irán hay una no muy alta torre de piedra, sin puerta ni ventana. En la única habitación (cuyo piso es de tierra y que tiene la forma de círculo) hay una mesa de madera y un banco. En esa celda circular, un hombre que se parece a mí escribe, en caracteres que no comprendo, un largo poema sobre un hombre que en otra celda circular escribe un poema sobre un hombre que en otra celda circular… El proceso no tiene fin y nadie podrá leer lo que los prisioneros escriben”.

Jorge Luis Borges

 

2. Una inmortalidad

“El poeta de moda murió, y levantaron una estatua. Al pie grabaron uno de los epigramas que le valieron la inmortalidad y que ahora provoca la indiferencia o la risa, como la chistera, el corbatín y la barba de chivo del pobre busto. El Infierno no es de fuego ni de hielo, sino de bronce imperecedero”.

Carlos Almira

 

3.Abril

“Me senté en la última fila del autobús escolar, suplicando baches. Por fin salíamos de excursión toda la clase, y mis compañeras se regocijaban en sus asientos, mientras piropeaban al conductor. La profesora decía que la primavera no tiene remedio. Unos días antes yo había hecho el amor por primera vez. Sin precauciones”.

Beatriz Alonso Aranzábal

 

4. La tacita

“He vertido café en la tacita, he añadido la sacarina, remuevo con la cucharilla y, cuando la sacó, observó en la superficie del líquido caliente, un pequeño remolino en el que se dispersa, en forma elíptica, la espuma del edulcorante mientras se disuelve. Me recuerda de tal modo una galaxia que, en los cuatro o cinco segundos que tarda en desaparecer, imagino que lo ha sido de verdad, con sus estrellas y sus planetas. ¿Quién podría saberlo? Me llevo ahora a los labios la tacita y pienso que me voy a beber un agujero negro. Seguro que la duración de nuestros segundos tiene otra escala, pero acaso este universo en el que habitamos esté constituido por diversas gotas de una sustancia en el trance de disolverse en algún fluido antes de que unas gigantescas fauces se lo beban”.

José María Merino

 

5. Sueño de la mariposa

“Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu”.

Chuang Tzu

 

Como verás, aunque todos tienen el tiempo como tema común, son muy diferentes, y es que un mismo tema puede ser percibido y tratado de formas muy diferentes según las perspectivas. Si “La tacita” es una peculiar reflexión o divagación (como prefieras llamarlo) sobre el universo a partir de un suceso pequeño y cotidiano como es disolver el azúcar en el café, “Sueño de la mariposa” es una interesante meditación acerca del modo en que percibimos las cosas que nos suceden y acerca de la posible falsedad de estas percepciones.

El paso del tiempo puede retratarse también a partir de evocaciones y recuerdos o de acciones que llevamos a cabo con la intención de retener ciertos sucesos de tiempos pasados (“Abril” o “Una inmortalidad”), y de situaciones repetitivas que reflejan el estatismo vital de ciertas situaciones como puede ser estar encerrado (“Un sueño”).

Ahora que ya tienes una idea de cómo han tratado el tiempo escritores de diversas épocas y nacionalidades, te retamos a escribir tu propio microcuento sobre el tema y a enviárnoslo para que lo compartamos en Instagram o Twitter.

[Total:1    Promedio:5/5]
Más artículos
Reto Semanal - humo
Reto semanal: Microcuento sobre “El humo”