Julian Bozzo - Ama descoser

Ama para descoser el dolor, hijo mío

–¿Papá, por qué hay gente malvada?

¿Por qué hay personas que tratan de apagar la luz de los demás?–

–No hay gente malvada, querido hijo.
Sólo hay personas con falta de amor y cariño.
Vive de tal manera que, cuando escuches un grito, veas el quejido que asoma detrás; la luz tenue que todo dolor esquiva… Y quedes prendado del escaso amor al que su alma fue sometida y sea ahí, en ese pozo de sombra y frío, el lugar donde deposites tu abrazo gentil, tu mirada dulce, tu ser de aroma y brío.

Ama desodiando, descosiendo la tortura de la sombra sobre la que vive el sujeto olvidado, ese individuo anónimo que apenas recuerda que el amor es como la caricia profunda de un río.

Ama arrojando luz, hinchando tu color desde el centro, como las gotas en las primeras flores de la mañana, como la mirada desinteresada de un niño, como un paisaje de bienvenida para el viajero sediento.
Ama para descoser el dolor.

Ama de tal manera que, al escuchar un grito, veas sólo la falta de amor, veas sólo al animal confuso y herido que encontró hogar entre las tinieblas y las sombras… El eco de un hombre insomne que allí se quedó, asustado entre la maleza y en profunda soledad, enamorado de recuerdos vagos y de cadáveres de los que hoy se siente presa.

Ama de manera que tus besos nutran vida.
Recuerda, hijo mío «Nadie es malo por puro feliz».
Sólo hay personas con falta de amor–.

[Total:0    Promedio:0/5]
Más artículos
Rodrigo Andreu - Vivir creer
De vivir y creer