“El dinosaurio”, el microcuento por excelencia




Por Haizea Ustaran — Si te preguntas cuál es el mejor microcuento de todos los tiempos y cuál fue el que marcó un antes y un después en la evolución del género, la respuesta es clara: “El dinosaurio”, también conocido como “Microcuento Dinosaurio”. Es un microcuento escrito por Augusto Monterroso y publicado en la obra Obras Completas (y otros cuentos) en 1959, que dice así:

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”

Esta sencilla oración constituye un microrrelato en sí mismo. Obra cumbre de su autor, alabado por la crítica y el público, hoy es microcuento de obligado conocimiento para todo amante del género.

Su autor: Augusto Monterroso

Augusto Monterroso (1921-2003), escritor hondureño, pero de nacionalidad guatemalteca, vivió la mayor parte de su vida en México, tras exiliarse de su país a causa de la instauración de un régimen dictatorial que lo llevó a prisión. Pasó una temporada en Chile donde fue secretario de Pablo Neruda, entonces senador de Chile. Posteriormente, en 1956, regresó a México donde se instaló definitivamente. A partir de 1959, comenzó a publicar sus textos y en ese mismo año publicó Obras completas (y otros cuentos), una recopilación de cuentos y narraciones breves, donde ya empieza a notarse ese espíritu crítico y paródico que empapa sus obras y que lo configuraron como un gran autor de mini-ficciones.

Sus obras, breves y sencillas, lograron cautivar a todo el que las leía y, a pesar de su corta extensión, abordan temas complejos y preocupantes, como la situación política y social del México de aquellos momentos, desde un humor negro y caricaturesco.

Este estilo tan propio de Tito Monterroso se mantiene en todas su obras, algunas de las cuáles son: “La oveja negra y demás fábulas” (1969), “Movimiento perpetuo” (1972) o “La palabra mágica” (1983).

Ganó multitud de premios a lo largo de su carrera, entre ellos, el premio Príncipe de Asturias de las Letras (2000).




El dinosaurio y el microrrelato

Una vez que hemos comprendido al autor, volvamos al microcuento: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. Una primera lectura, nos lleva a plantearnos miles de preguntas. ¿En qué época tiene lugar? ¿Quién duerme junto a un dinosaurio? ¿Es un dinosaurio de verdad?

Todo preguntas que hacen referencia a su significado más inmediato, pero su autor era un gran amante de la metáfora y este microcuento es una pequeña gran metáfora en sí misma.

Con apenas siete palabras, Monterroso refleja de forma paródica la situación política mexicana. El Partido Revolucionario Institucional llevaba en el poder más de siete décadas. Por su antigüedad, dicho gobierno era frecuentemente comparado con un dinosaurio, y Monterroso se valió de este sobrenombre popular para escribir su microcuento.  

Al mismo tiempo, criticó la pasividad ciudadana y su esperanza, vana y estúpida, de que las cosas cambiaran por sí solas, además de expresar la necesidad de un cambio activo que transformara el panorama político del país.

Así pues, quien despierta junto al dinosaurio, un gobierno antiguo y fosilizado, es el ciudadano. Ciudadano que espera, al despertar, que todo haya cambiado como por arte de magia, sin haber movido un dedo.

Un ensayo libertador condensado en un inquietante y ácido microcuento de siete palabras, cargado de genialidad creativa, que nos demuestra el inmenso alcance comunicativo que puede llegar a tener un microcuento.




Encuéntranos en Facebook
Síguenos en Twitter
Encuéntranos en Instagram
“El dinosaurio”, el microcuento por excelencia
4.5 (90%) 2 votes

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Sergio Chico - Lo que aprendiSara Olivas - Soy yo