Agustina Bloom - Cambios

Cambios

Ella, que años atrás estaba loca muy loca, ahora camina con la frente en alto y una mirada muy enfocada en sus cosas, en sus pensamientos, en su propia historia. “Fue un arduo trabajo construido por mí”, le explicó al espejo. Por alguna razón que los cuerdos muy cuerdos no lograrían comprender, la joven dio vuelta el espejo haciendo alusión a su giro de 180º. “La realidad es una cosa que no precisa de los espejos”, agregó encendiendo una vela blanca que acabaría de iluminar todo el espejo reflejando un mapa, una brújula y un sano silencio.

[Total:0    Promedio:0/5]
Más artículos
La fiesta de la memoria
La fiesta de la memoria