Pedro Andreu - Canción carretera

Canción de carretera

Paramos a mitad de camino en un área de descanso cualquiera de autopista. Pedí café con donuts; tú, té y unas tostadas. Contemplé largamente las bandadas de cuervos, los coches aparcados, los camiones, la tarde desangrándose igual que una ternera.

—Voy al baño —dijiste.

Al tercer cigarrillo, ya no cabía duda: tampoco estaba el tipo aquel de greñas del final de la barra al que echabas miradas furtivas. Pagué. Salí al aparcamiento. Nuestro Ibiza amarillo se había volatilizado. Mi corazón era de estiércol y gritaba tu nombre. Me quedaban apenas cinco pavos en la cartera, un nudo en el estómago y casi doscientos kilómetros para llegar a casa.

[Total:0    Promedio:0/5]
Más artículos
Silencio tropical - Alberto Piernas
Silencio tropical