cenamos-natalia-medina

¿Cenamos?

Llegaron a la cena de Navidad, con sus vestidos elegantes, con sus rostros helados y sonrojados. Con sus sonrisas dibujadas acompañadas de abrazos llenos de calor. Los tíos y los sobrinos, los nietos, los primos, los abuelos.

En la puerta, antes de entrar al salón, encontraron una cesta de mimbre con un cartel que decía: “depositen sus móviles aquí”.

Se miraron unos a otros, fueron dejando sus teléfonos y a continuación se sentaron en la mesa. Una mesa decorada de lazos rojos y dorados, una cena apetitosa, una compañía fantástica.

Conversaron, cantaron villancicos, compartieron una noche mágica.

Fuera el cielo estaba oscuro, pero las estrellas brillaban alumbrando.

Dentro, también. Las estrellas ausentes estaban presentes dando luz. Como cada día, como siempre.

“Recojan sus móviles al finalizar”.

(¡Cuánto disfrutaron!)

Más artículos
Angel Saiz - Campo pruebas
Campo de pruebas