Celebración de energías

por Agustina Bloom

Apoyando sus manos sobre la tierra, se dejó llevar por los tambores de la percusión. Su corona de flores se llenó de música. Se oían pájaros, risas y gritos de alegría festiva. Sus pies descalzos comenzaron a dar pequeños saltos sincronizando con los tambores africanos. La joven cerró sus ojos y enseguida supo que se trataba de una iluminación, de una liberación de energías positivas. “Estoy en casa”, dijo a sus adentros mientras bailaba sonriendo de oreja a oreja.




Celebración de energías
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Carlos Sevilla - Cuidado deseasRicardo Garcia - Espejo roto