La niña y su universo sensible

por Agustina Bloom

Ella, que estaba como loca y le cantaba canciones a la vía láctea. Se reía con los planetas y bailaba como si nada en el mundo pudiera alcanzarla. Ella, tan estrella cercana y tan ajena al mundo. Se movía cielo a cielo, cruzaba puentes neptunianos, soñaba con girasoles muy altos. El universo le obsequió una corona estelar el día de su cumpleaños. “Gracias”, agradecía y se sonrojaba tapándose los ojos y llorando un poquito. Ella, tan niña sensible, que hasta para amarla tenían que tener cuidado: hasta una caricia podía lastimarla.




La niña y su universo sensible
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Sor Furcia - MemoriaVybra - Soldadito de plomo