Llegada

por Agustina Bloom

Indudablemente se trataba de un lugar muy distinto a lo que sus ojos conocían. Se trataba de otro ritmo, otro cielo, otro recorrido. Su corazón latía un poco rápido, clásico síntoma luego de un cambio externo. La joven encendió un cigarrillo y comenzó a reflexionar: ¿por qué ahora y no mañana? ¿Por qué acá y no allá? ¿Dónde las dudas miedosas y hasta cuándo la calma? Quizás era el momento justo, ahí mismo. No podría ser mañana. No había duda alguna. Era ahí, era eso, era eso y mucho más que eso. Era ella misma enfrentándose a un nuevo tiempo.




Llegada
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Manuel Pociello - TurandotJavi Alanon - Traficante organo