Dulce Venganza

por Carmen Cano

Un viento helado recorre largas colas de seres vulnerables, infinitas hileras de desheredados que aguardan. Forman una multitud, millones de desplazados que avanzan lentamente a la espera de pan y de paz. Huyen de una tierra asolada por las bombas y las balas. Los hombres más fuertes cargan sus escasas pertenencias, las mujeres caminan con los niños en brazos o de la mano.

Nos miran a los ojos, nos interrogan en silencio. Sus rostros nos resultan conocidos: son los grandes líderes mundiales.

Omari, el pintor sirio, ha transformado el dolor de su pueblo, su ira, en gigantescos lienzos, en arte.

Escritor

Carmen Cano Soldevila

Carmen Cano




Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Carlos Sevilla - FunambulistaPlacido Romero - Muy Profesional