Aprendieron a hacer todo al revés

por Evaysol

Aprendieron a hacer todo al revés.

Cuando hubo que querer, odiaron. Cuando hubo que dejar ir, abrazaron. Cuando hubo que gritar amor, callaron y cuando hubo que callar, reprocharon hasta lo que no había ocurrido.

Cuando se precisaba nadar, estaban secos, cuando había que soñar, tenían la realidad sobre los hombros. Cuando hubo que desvestir, abrigaron. Cuando hubo que decidir, postergaron. Cuando hubo que prender fuego, jugaron con las cenizas. Si había que acariciar, escondieron las manos, si había que levantar vuelo, dejaron sus huellas en la arena.

Pero lo más raro fue que, al final, cuando se dijeron adiós, se volvieron a enamorar.




Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
portobellotrenes subir grela bravo