Aquí a mi lado, durmiendo

por Fran López Castillo

Aquí la tengo, a mi lado durmiendo. Ojalá algún día conozcáis a alguien como ella, pero para vosotros. Es guapa. No me canso de decírselo. Increíblemente guapa. A todas horas está planeando cosas y soñando viajes. Con ella me siento vivo, y lo que más me gusta de todo es que, a veces, cuando estoy solo y recuerdo momentos juntos, sonrío, tal y como siempre he querido sonreír.

A mí, como a cualquiera, me han gustado otras chicas antes que ella y he tratado de impresionarlas, de fingir y de no ser del todo quien soy por gustar. Pues con ella no. Por fin soy yo. Comprende todas mis dudas, comparte mis sueños y cuando la pillo mirándome noto un brillo y una transparencia que no he notado nunca en nadie. Me hace sentir especial, cosa que no me he sentido nunca, por cierto.

Llevaba tiempo queriendo venir a vivir a Madrid, más por cabezonería que por otra cosa. Y precisamente en Madrid, entre millones de personas, te la encuentras a ella. Justo en medio de todo y de todos, como esperándote, como Gran Vía.

Ella es sencillamente increíble.
Aquí la tengo, a mi lado…
Y para cuando te despiertes y leas esto:
Que sepas que no te voy a soltar.
A ti ya, nunca.




Aquí a mi lado, durmiendo
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Ander Dopico - Azul cielo despejadoCarlos Sevilla - Elocuencia sofa