Mi mejor amigo

por Fran López Castillo

Recuerdo que hace unos años, alguien me dijo que tener un mejor amigo era cosa de niños pequeños, algo infantil. Esto se me ha quedado clavado desde entonces, y he tardado tiempo en poder ser capaz de darle una respuesta. Yo creo que los mejores amigos no son cosas de niños, todo lo contrario. Cuando eres niño, es muy fácil llamar amigo a cualquiera, quedar con ellos para salir a jugar, compartir cosas, etc. Al menos así recuerdo mi infancia, e incluso mi adolescencia. En cambio, ahora que soy un hombre, me doy cuenta que ya
nada es como antes, que ya no soy capaz de llamar amigo a casi nadie, que ya no quedo con esos que antes consideraba amigos porque vivimos en ciudades diferentes, porque no podemos por el trabajo, o porque, simplemente, cuando nos vemos por ahí nos limitamos a decirnos aquello de: «tenemos que quedar un día», y luego nunca lo hacemos. En mi caso, realmente sólo tengo a un amigo con el que hago un esfuerzo para quedar y con el que intento hablar a diario. Mi mejor amigo. Puede ser cosa de niños, pero van pasando los años y no encuentro a nadie con quien tenga la complicidad que comparto con él.
Será infantil por mi parte, pero estoy orgulloso de considerarte mi mejor amigo.




Mi mejor amigo
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Javi Alañon - Amor carreteraPaco Álvarez - Curioso caso dos enamorados