Como esa ventana entreabierta

por Grela Bravo

Hay personas que invitan a pasar. Cuando te sorprendes levantando la vista.

Y están ahí.

Exactamente ahí.

Donde uno sabe que siempre debieron estar, y sin embargo no repara en ellas. Arrastrados por los pasos apresurados del día a día, tal vez, no cambiamos el rumbo de nuestra mirada​. Pero a veces, un sonido, una luz, o cualquier pequeño detalle en los que se esconde la casualidad, desplaza tu atención.

Y miras. Y ves.

Y las ventanas de todos los días se vuelven distintas. Te regalan una nueva perspectiva. Y te atrapan con esa aparente calma de normalidad. Con ese misterio que seduce tras la duda de ‘qué habrá dentro’… Qué, cómo. Quién habrá detrás.

De pronto bajas el ritmo. Pausas tus pasos. Sigues mirando. Y sin darte cuenta mudas la voluntad de verbo y empiezas a observar. Que es la acción más generosa y bilateral entre dos puntos, y la inauguración del infinitivo encontrar.

Como esa ventana entreabierta…

Hay personas que invitan a pasar. Cuando te sorprendes sonriendo al verlas llegar.




Como esa ventana entreabierta
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Luis Garcia - Chica HumildeCésar Poetry - Amor de Puntillas