EL PACTO

por Irene G Punto

Con respecto al apagón estaba todo planificado desde hacía meses. Ningún cable suelto para boicotear a la vez y a nivel mundial, todo tipo de iluminación.

También tuvieron que solucionar el tema de las pilas, las velas y los aparatos que funcionan con energía solar, pero de eso se encargó una parte del equipo. Lo más difícil del plan les había llevado años de investigación. La fórmula requería de unos químicos muy complicados de conseguir para que la reacción fuera precisa y rápida.

Llegó el día. Todo preparado. Todas estaban muy nerviosas, se veían muy cerca de su libertad. Respiraron a la vez y dieron el primer paso: apagar el tendido eléctrico de todo el planeta tierra. Se dieron las manos y segundo paso: lanzar el compuesto químico. Y diana, acababan de apagar el sol.

Ahora sí que sí. Todas se abrazan, lloran, aplauden, ríen, se liberan de sus dueños y huyen. Sin luz,  no hay sombras. Y éstas, hace mucho tiempo, que buscaban su propia revolución.




Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Mirar Arriba Fran Lopezrodar rodrigo andreu