Juegos de niños

por Javier Puchades

—Prefiero las ratas de alcantarilla, tienen el rabo más largo y así les puedes atar una piedra para que caigan mejor.

—Es verdad. No son como los gatos que, además de no parar de maullar, siempre caen de pie.

—Sí, aunque los pongamos dentro de un saco o les saquemos los ojos.

—Mamá está un poco mosca, ya que los vecinos le han contado que los niños, que lanzan a los coches cosas desde la pasarela, somos nosotros.

En ese instante, sienten una sacudida y se ríen. El monstruo, que habita bajo sus camas, tiembla de miedo.




Juegos de niños
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Sergio Chico - Arenas movedizasJavi Alañon - Amor carretera