Pesadilla

por Javier Puchades

Me despierta un trueno. Me reincorporo. No encuentro mis zapatillas. Me levanto. Cuento mis pasos. Tropiezo, algo me sentó mal anoche, debieron de ser las copas que tomé cuando pasé por ese bar donde conocí a aquel chico. Me apoyo en la cama. Vuelvo a acostarme. Noto la sábana empapada por algo viscoso. Palpo. Toco a mi lado un cuerpo frío. ¿Quién es? ¿Dónde estoy? Me giro. Busco mi bastón. No está. Entonces escucho una llave, una puerta, unos pasos que se acercan y unas voces que dicen: —Ahora vamos a acabar con ella.




Pesadilla
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Rodrigo Andreu - Distancia todosNetbookk - Estela imposible