32 Semanas

por Javier Puchades

Sin beso de buenas noches y sin fiesta de cumpleaños. Pero desde que ingresó en la planta infantil del hospital, todo son apariencias, hacerle creer que todo va bien.

Ella tiene marcado, como un recuerdo imborrable, que ha sido una niña mala y está pagando por ello.

En ocasiones imagina que vuela, pero de repente un pinchazo y un olor aséptico que la ahoga, la despiertan de ese agradable sopor y de nuevo la atan a su cama.

Hoy algo ha cambiado, todo es diferente, otro traslado, otra prueba más… Se siente distinta, como si flotase. Aunque, desde que metieron su cuerpo en aquel lugar frío y oscuro, ella espera fuera para regresar a su habitación.




32 semanas
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Ricardo Garcia - Espejo roto