SIMPLIFICACIÓN

por Jesús Artacho

Las deportivas made in Bangladesh de la diva del celuloide, que emana olor a crema cara, se impregnan de la tierra etíope. El profesor autóctono, barruntando que no busca la actriz con su visita más que un lavado de imagen -tras un tiempo de promiscuidad, desenfreno fiestero y coqueteo con drogas duras-, se ofrece al halago como a su pesar:

-Por sus películas, esta señora ha ganado un Oscar de Hollywood, y ha interrumpido su actual proyecto para estar con nosotros. Es un gran honor tenerla aquí.

Los niños la observan desde los pupitres. Alguno que otro se admira, y muestra una sonrisa se diría inoxidable. Hay un alumno un tanto respondón, con un desparpajo indómito, sentado casi en la última fila. En su mirada, un alud de vida cabrillea. Lanza al aire unas preguntas, que casi nadie atiende:

-¿Qué es Hollywood? ¿Por qué tiene la cara inflada? ¿Quién es Óscar?




Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
ultimo por favor javier puchadeschico juro leon santatecla