2027

por José Nebreda

El reloj marcaba la inesperada hora que daría lugar al imprevisible evento que iba a suceder en aquel aleatorio lugar.

Diez años habían pasado desde la última Revolución de los Abrazos Vivos; diez años en los que tomaron medidas para que no existiese una próxima vez.

Pensaron que expandir una falsa epidemia que provocaba estados vegetativos al contacto intenso entre seres humanos, generaría el miedo que tantos siglos atrás funcionó con la iglesia, el capitalismo, el comunismo y la ciencia, entre otros.

Fecundaciones in vitro; bebés criados en cautividad; miradas clandestinas de reojo; guantes de cuero; eliminación de conciertos, eventos deportivos, teatros…

“Vive contigo mismo y vivirás.” Exclama la publicidad que rodea el planeta.

Y en ese aleatorio lugar de caminos rectos y paralelos, sucedió lo que nadie puede evitar.

Alguien se paró y sembró su mirada en el reloj; alguien se paró para ver a ese alguien y sembró su mirada en él; alguien se paró para ver a ese alguien que se paró para ver a ese alguien que sembró su mirada en el reloj…

En un efecto dominó de quietud, el mundo se paró.

Por un instante, se observaron y la curiosidad venció al miedo.

Por un instante, la eternidad.

Fue el comienzo de la actual Democracia de los Abrazos Libres.

“Vive con los demás, y vivirás contigo.” Exclaman ahora los relojes que abrazan el planeta.




2027
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Pilar Alejos - Vera y VictoriaArtico - Los Amantes