Dueles a amor

por Mai Alonso

Puede que aún no lo sepas, pero vértigo es eso que hace que tirites de pies y manos cuando te ves temblando en otra piel que no es la tuya y te susurra, ven.

Puede que sea eso que ves cuando te asomas a sus pestañas, al borde de sus labios, a besos por su clavícula, al vaivén en su cintura, al cajón de los miedos donde nunca antes nadie, a las puertas del cielo donde siempre tú, a la turbulencia en la saliva cuando me alborotas la vida, y solo tú.

Puede que sea eso tan bonito como la vida jugando eterna y lenta entre tus dedos y mi pelo.

Tan de miedo como bailarse de puntillas el abismo entre el perderte y el no volverte a ver.

Puede.

Podría.

Y quiero.

Que juegues a mojarte el alma con mi vértigo entre lluvias de verano que no saben si son gota o lágrima.

Que me seques las caricias al calor de tus orgasmos cuando tengamos el amor temblando entre las manos.

Que te abraces con fuerza a mis motivos, tan tuyos, cuando sientas que el amor se ha ido.

Susúrrame, ven.

Que aún no lo sabes, pero estás escrita en mi piel.

Hueles a café recién hecho por las mañanas.

Sabes a besos despertando lunares por la espalda.

Vuelas entre mis brazos a sueño por madrugada.

Ven,

que no se arder sin llama,

y hoy dueles a amor y a vértigo,

escrita a pie de cama.




Dueles a amor
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Jota Santatecla - Etiqueta azulPlácido Romero - Sueño ibrahim