El Arco de Babel

por Manuel Pociello

Cientos de personas descalzas pisando el frío suelo con sus vestiduras introducidas en cajones de plástico azul esperando en largas colas el inminente paso por el arco… Crisol de culturas, hacinamiento de seres en espera de una inescrutable revisión corporal y material… Uniformados malencarados, mascachicles, aspirantes frustrados en otros cuerpos de seguridad… El cinturón en una mano, el abrigo en la otra, en caras meditabundas, cansadas y expectantes, donde la desconfianza y la alerta se produce entre los mismos pasajeros… Ciudadanos multiculturales que se sienten sospechosos y observados con total impunidad… Cesión gratuita de la libertad personal en aras de la seguridad general. Aeropuerto JFK (NY). capital del mundo moderno, donde las personas tienen miedo de sus propios iguales.




El Arco de Babel
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Penseitor - Siempre tuyaSara Olivas - Peor castigo