A medida que el tiempo pasa

por María José Viz

Este jardín está cada día más resplandeciente. La Naturaleza es implacable, inmisericorde. Tú te has ido y nadie parece echarte de menos, salvo yo. Cuánta certeza hay en las palabras del gran Juan Ramón: «Y yo me iré. Y seguirán los pájaros cantando». Mañana cortaré el rosal que plantaste hace sesenta años. Me lastima su belleza pujante y altiva. Quisiera detener el fluir del riachuelo y que nuestros hijos fuesen aquellas criaturas adorables de antaño. Detesto que las hojas del calendario se sigan cayendo, pero el tiempo pasa prendido en la memoria de las ramas del roble que nos contempla.




A medida que el tiempo pasa
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Laura Mora - Residencia veranoArlette Riquelme - kilometros promesas