Magia

por María José Viz

Tenía todas las de perder: se llamaba Clara, siendo de tez oscura, era más bien gordita, baja y… ¡rubia! Pedro era el más odioso de sus compañeros de clase. Constantemente le pinchaba con el lápiz afilado. Cuando se decidió la excursión  a Gran Bretaña, la niña aceptó ir, con desgana. En un paseo por los alrededores de Hogwarts, encontró unas gafas redondas que destacaban entre la hierba y se las colocó. Miró a Pedro, que le sacaba la lengua, directamente a los ojos. En ese mismo instante el niño salió propulsado y se estampó grotescamente en la pared del instituto.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Roman Camas - Amigo invisibleJavier Dominguez - Talentosa Bulma

¿Quieres muchos más cuentos? ¡Descúbrelos en nuestras redes!