Querido hijo

por María José Viz

Si escalas esta cima, serás un hombre. Mantén tu cabeza bajo el agua y, así, fortalecerás tus pulmones… Seguiré insultándote, cada vez con peores improperios, para que te hagas autoinmune. A pesar de tus protestas, he hecho lo mejor para ti apartando a Sara, Cristina y… ¿cómo se llamaba?, ah, sí, Rosa. Alguna vez te has atrevido a preguntarme el porqué de mi actitud respecto a ti y yo siempre te he contestado que es porque te quiero con toda mi alma, ¿acaso lo dudas?

Esperando respuesta, mira hacia arriba. Su hijo, casi agonizante, intenta romper la soga y aplastarla.




Querido hijo
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Carlos sevilla - tienda nostalgiasSuspirospapel - cumana