Despertar

por Pilar Alejos

Avanza el tiempo, segundo a segundo, mientras espero a que amanezca este día inolvidable.

Cuando suena el despertador, mi cuerpo entumecido se niega a mover un músculo, pero mi mente sabe que ha llegado el momento. Inspiro y, de un salto, logro levantarme.

A pesar del calor, llevo ropa amplia de manga larga para evitar preguntas incómodas que no deseo contestar. Me despido de mi madre como siempre. No quiero preocuparla. Ignora lo que pasa.

Mi corazón se acelera y tiemblan mis piernas al traspasar la puerta. Están allí, intimidándome. Sus miradas de odio anticipan lo que me espera. Sé que me lloverán los golpes, los insultos y las terribles amenazas para que no hable.

Me acorralan en el baño, pero hoy logro sorprenderles. Leo en sus ojos que el miedo ha cambiado de bando.
Las balas tiñen de cólera el silencio…




Despertar
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Julian Bozzo - Regalar floresLa adaptacion de las novelas al cine