Nostalgia

por Pilar Alejos

El día ha amanecido cargado de nostalgia bajo el cielo gris de Berlín. Sentada junto a la ventana acaricio mi viejo álbum de fotografías. Toda una vida guardada entre sus páginas, ajadas por el uso y deformadas por las lágrimas vertidas sobre ellas a través del tiempo, evocando recuerdos.

Lo iniciamos el día de nuestra boda, cuando al acabar la celebración, obligados por la miseria, metimos nuestros sueños en la maleta y partimos hacia Alemania, con el alma rota, en busca de una oportunidad. Después, se fue llenando con las sonrisas de nuestros hijos, con las de los nietos. El color sustituyó al blanco y negro mientras echábamos raíces.

Demasiados años deseando regresar, no por añoranza, sino por la necesidad de llenar el vacío que nos quedó en el pecho al marchar.

Poco a poco, ese dolor desaparece. Mi tiempo se ha detenido entre el frío pasado que guardan mis manos y este oscuro silencio.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Suspirospapel - cumanaJavier Dominguez - Nombre hormigas

¿Quieres muchos más cuentos? ¡Descúbrelos en nuestras redes!