PENDIENTE

por Pilar Alejos

Regresa cada noche y me insiste para que lo empuje de nuevo. Aunque ya me tiene harta, soy incapaz de negarle nada. Una y otra vez accedo a sus deseos.

Aquel día le pillé desprevenido, no le di tiempo a reaccionar. Todavía no se lo puede creer. Pensó que no me atrevería, que era demasiado débil para hacerlo.

Pero hoy he decidido de nuevo plantarle cara y acabar con esto. Le diré que esta será la última. Necesito dejar de escuchar cómo, al tensarse la cuerda con su balanceo interminable, golpea contra la barandilla de la escalera su cuerpo inerte.




Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Ander Dopico - Canciones espaldaJavier Puchades - invisible