Sin retorno

por Pilar Alejos

¡No quiero volver a verte! gritaban sus ojos inyectados de ira, mientras salíamos de casa. Emprendimos aquel viaje eterno, donde el tercer pasajero era el silencio que dolía en las entrañas. No hubo ni un pequeño roce de su mano, ni una muestra de cariño.

¿Qué pudo ser tan grave para merecer ese desprecio? Hemos vivido juntos tantas dificultades… Antes, le  bastaba una mirada de amor y mi compañía para olvidarlo todo.

Al final, descubro que es un viaje sin retorno, cuando noto el frío asfalto de esta carretera solitaria bajo mis patas, viendo como las rojas luces se alejan…




Sin retorno
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Javier Puchades - Tiempo sin tiJavier Dominguez - Encuentro