SINESTESIA

por Pilar Alejos

Es una persona especial, siente los olores, ve la música y huele los colores. Para él, cada número tiene su textura, su forma, su color, sus propias emociones e incluso personalidad.

El cuatro, es tímido, puntiagudo y azul; el ochenta y nueve, es como los copos de nieve que acarician al caer al suelo; el siete, es grande, fuerte y morado; el once, es la belleza. Y todos y cada uno de ellos, son su lenguaje.

Con ellos expresa sentimientos y escribe versos de amor. Ha creado su propio universo, en donde ama besando con la mirada, acaricia silencios mientras el alma late con palabras, lee el número pi como un poema y ha logrado derribar el muro de su aislamiento interior.




Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Lo último que se pierde - Irene G PuntoSergio Sarria - Quiero ser Jack Kerouac