Husos amorosos

por Plácido Romero

A él le apetecía por la noche y a mí, por la mañana. No había manera de sincronizarnos. Aguantamos casi tres meses sin hacerlo antes de acudir al asesor matrimonial. Le contamos nuestro problema. Tardó poco en encontrar una solución. Era tan sencilla que nos sentimos un poco avergonzados. ¿Cómo no se nos había ocurrido a nosotros? Sólo teníamos que vivir separados por siete husos horarios.

A mí me tocó, por supuesto, trasladarme a vivir a Nueva York.

Por las mañanas, cuando él se va a acostar, me despierta. Lo hacemos con una pasión que recuerda nuestra época de novios.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
popup-ebook-2

¡Descarga GRATIS nuestro ebook!

Deja tus datos y recibe el ebook gratis directamente en tu bandeja de entrada

¡Genial! 😍 😍 Te hemos enviado un email para confirmar tu dirección y poder enviarte nuestro ebook. Revisa tu buzón de promociones o correo no deseado, podría llegarte ahí nuestro correo.

Oscar Soria - Leyenda ahorasBelen Prats - Mano armada