En horizontal

por Sara Olivas

Quiero tumbar mi cuerpo cálido junto a otro cuerpo cálido,
Que ardamos, sin miedo al invierno, porque tú y yo en horizontal somos sinónimo de lo mismo.
Porque en horizontal es diferente la perspectiva.
No hay status, no hay alturas, no hay medidas.

Mi mano izquierda acaricia tu pie derecho, y mi cabeza se posa tranquila en tu pecho.
Tú me miras a los ojos sin tener que agachar la cabeza, yo imito el movimiento sin necesidad de escaleras.
Uno cincuenta y cinco junto a uno ochenta y cinco sobre una cama de cuerpo y medio.
Ni a mi me sobra, ni a ti te falta,
Somos uno. Somos el mismo. Somos simbiosis. Somos rizomas enraizados en nuestro sexo.
En horizontal somos uno. Solo uno.

Y cuando llegue el mañana vertical, de puntillas querré alcanzar la noche, y tú pisarás mis pies.
Querré mirarte a los ojos y comprender por qué somos tan diferentes siendo cuerpos verticales y tan iguales respirando en horizontal.




En horizontal
Vota este contenido

Microcuento.es respeta la privacidad de sus datos

Si continúas navegando, aceptas nuestras cookies y las de terceros, no necesarias para la navegación, con finalidades de afiliación, analíticas, publicitarias y comportamentales. Más Información sobre la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
Rodrigo Andreu - SoñarAnder Dopico - Distancia considera vertigo