OJOS DE SAL

por Tearsinrain

Recuérdame, por favor, quién fue timón y quién vela, que después de tanto naufragio ya no tengo más que azul en mi memoria, con destellos de algún pez de colores. Quizá hemos querido aprender a nadar cuando ya es demasiado tarde y en la profundidad el agua pesa más que nuestra voluntad por sobrevivir. Nos hemos ido hundiendo, mirándonos a los ojos a través de la sal, que escuece. Parece romántico, pero no hay manera más cruel de morir. Y a cada promesa que uno intenta pronunciar ahora, cuando no quedan palabras que puedan devolvernos a la superficie, la boca se le llena de mar y al otro las orejas de algas. Qué inocentes éramos al navegar así, en un barco de papel decorado con tu poesía y mi prosa, y qué inocentes somos, al pensar que una vez en el fondo, todavía nos quedarían fuerzas para darnos la mano y un último beso antes de convertirnos en fósiles que no encontrará nadie. No habrá museo que enseñé lo que fuimos el uno para el otro, ahora que somos caparazones enganchados a una roca que lleva tanto tiempo aquí que no sabe que una vez fue montaña. Incluso nuestros recuerdos acabarán siendo arena mojada, escondite de algún pez que algún día acabará siendo pescado en el anzuelo de una caña tirada desde un barco de papel. Otro, como el nuestro, decorado con letras bonitas que se desharán en el agua tiñéndola de tinta.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
popup-ebook-2

¿Quieres nuestro ebook gratis?

Déjanos tus datos y recibirás un e-mail con un link para descargarte el eBook

¡Genial! 😍 😍 Te hemos enviado un email para confirmar tu dirección y poder enviarte nuestro ebook. Revisa tu buzón de promociones o correo no deseado, podría llegarte ahí nuestro correo.

Jota Santatecla - Gobernados por relojesLuis Garcia - Chica Humilde