Laura Mora - Dentro hace domingo

Dentro hace domingo

Las gotas se adhieren a los cristales y, con la nariz pegada a la ventana, contemplamos cómo se deslizan, cómo en ese reptar sobre la superficie se unen y forman ríos que trazan un mapa. Con los dedos recorremos el cauce improvisado, señalamos las pequeñas islas que quedan entre medias, saltamos hasta la desembocadura inevitable, hasta la cascada que se forma en el alféizar. Nuestra respiración empaña los planos que se dibujan, dejando atrás las calles que se veían a través del cristal. El mundo espera ahí afuera, pienso. Pero, sin darnos cuenta, la vida, irremediablemente, está sucediendo aquí dentro.