Luis Garcia Piedehierro - Deseos

Deseos

Me ganó desde la primera mirada. Antes de que sus labios se posaran sobre aquella cerveza tan fría que, al final, acabamos compartiendo. Qué suerte tuve. Podría haber elegido otro chico de los que se movían por allí, pero el destino de sus ojos fue así de caprichoso. Y yo, no había contemplado otra posibilidad que no fuera ella, pero claro, no se lo dije. Dejé que la magia hiciera su trabajo. Estuvimos hablando, riéndonos, sintiéndonos cada vez mejor. Otra cerveza. Otra canción. Carcajadas, bromas, miradas y más miradas, caricias inocentes. Me sentí renovado, como empezando de nuevo. Me estaba dando la chispa que había perdido. No le podía pedir más; solo una cosa: que ella estuviera sintiendo lo mismo.

[Total:0    Promedio:0/5]
Más artículos
Agustina - Bienvenida realidad
¡Bienvenida, realidad!