viento no se equivoca

El viento no se equivoca

Si miro fijamente en una dirección buscando nubes, te encuentro. 

Y por supuesto hablo contigo, con tu ausencia y conmigo mismo. Todos coincidimos en algo. Que lo bueno no dura lo que tiene que durar. Que hasta los amores eternos duran un segundo. Pero al menos pasan una vez. No me pongo triste, ni feliz. Soy un punto intermedio entre la nostalgia y las ganas de saber dónde estás. Y mientras te recuerdo una brisa me da en el rostro, y me habla de ti. Me hace sonreír y me tranquiliza.

El viento no se equivoca. Te conoce. Me sabe hablar. Me conoce. Y ahí me quedo, escuchando atento. Siendo feliz al menos un momento. 

Buscando nubes con la forma de tu rostro. Y dejándome besar por el viento.

Estoy bien. Porque sigo sintiéndote. 

Ahí os dejo el escrito para Noviembre. Espero haya espacio aun. Gracias.

[Total:2    Promedio:5/5]
Más artículos
Al margen - Paula Andeliz
Al margen