Javier Dominguez - Invisible

Invisible

Si me quedo entre estas hojas no me verán por un buen rato. Algunos creen que la práctica de la invisibilidad es sólo un pasatiempo, pero en realidad no existe cosa más importante para mí que desvanecerme.

He desarrollado diversas tácticas para esfumarme en la multitud durante las jornadas de trabajo. Así, he logrado librarme de caminar horas y horas bajo el sol, cargando un pedazo del mundo en la espalda.

Una técnica la llamo el paralelismo (marchar al lado de un compañero más grande y cubrirse con su sombra), así paso cerca del capataz sin ser advertido y huyo. Otro método son las exploraciones: me intrico en la vegetación con la excusa de buscar fuentes de recursos. Así camino un rato entre la vegetación y luego me echo entre las hojas. Al final de la jornada tomo algunas hojas secas de la zona y se las presento al capataz. Él se las lleva a sus superiores para notificarles de las áreas no aptas para la explotación (esas son áreas sólo son dignas de mi descanso). Gracias a las exploraciones he descubierto nuevos parajes y me he tropezado con toda clase de plantas extrañas y seres impensables.

Sin embargo, estas tretas son insostenibles a largo plazo y por eso he decidido huir de esta colonia de trabajadores autómatas.

Voy a escapar y exploraré los confines del jardín, buscaré nuevas formas de vida, nuevas civilizaciones y viajaré audazmente a donde ninguna hormiga ha llegado antes.