Rodrigo Andreu - La despedida

La despedida

Camino por la calle por la que tantas veces fui sonriendo. Porque tocaría tu puerta y tú saldrías sonriente y me darías un abrazo apretado.  Muy tuyo, muy nuestro. Y ahí voy.

Pero está vez la soledad que va junto a mí me pone serio, solemne y un poco torpe. Voy ensayando cómo diré que me voy. Que ya no puedo más.  Que lo mejor es soltar. Y las palabras no me salen. Y miro al cielo y trato de pensar que a lo mejor tú ya sabes lo que quiero. Y que eso es lo mismo que quieres tú. 

Y que te anticiparás a mí y me dirás: no pasa nada, lo entiendo.

Pero claro, eso sólo ocurre en las películas.  Nosotros no estamos actuando. Es nuestra vida, nuestro amor. Y se cae a pedazos.

¿Y si regreso y le llamo desde casa? ¿Y si le pongo un texto?

¿Qué clase de mundo cobarde es este que nos moldea? Que ya no queremos dar la cara.

Voy. Toco. Y delante de ti después de un café amargo, saco todo. Lloras, lloro, lloramos. 

Adiós.  Fuimos felices.  Ahora seamos maduros.

Más artículos
A nadie le gustan las personas tristes
A nadie le gustan las personas tristes