Agustina Bloom - Llegada

Llegada

Indudablemente se trataba de un lugar muy distinto a lo que sus ojos conocían. Se trataba de otro ritmo, otro cielo, otro recorrido. Su corazón latía un poco rápido, clásico síntoma luego de un cambio externo. La joven encendió un cigarrillo y comenzó a reflexionar: ¿por qué ahora y no mañana? ¿Por qué acá y no allá? ¿Dónde las dudas miedosas y hasta cuándo la calma? Quizás era el momento justo, ahí mismo. No podría ser mañana. No había duda alguna. Era ahí, era eso, era eso y mucho más que eso. Era ella misma enfrentándose a un nuevo tiempo.

[Total:0    Promedio:0/5]
Más artículos
Agustina - Bienvenida realidad
¡Bienvenida, realidad!