Pasajeros Estaciones

Pasajeros y estaciones

Allí estaba ella, un día más. Sentada al fondo del último vagón. Con su lápiz en la mano y perdida entre las páginas de una libreta haciendo garabatos. ¿Qué escribirá? Cada mañana cogen el mismo tren y nunca se han cruzado las miradas. Ella sólo la levanta del papel para seleccionar a su nuevo protagonista y luego desaparece entre historias sobre pasajeros y estaciones. Él, en cambio, no consigue despegar sus ojos de ella. ¿Cuándo escribirá sobre mí?
Se imagina siendo el héroe de sus historias, rescatando a la princesa del castillo y acabando cada trayecto comiendo perdices. Tal vez un día descubra que, aunque ella siempre es la heroína del cuento, él siempre ha sido su fiel compañero.

Más artículos
El sabor del melocotón