Felix Aguilar - Rebajas

Rebajas

Quedaba poco para que llegara la primavera y tú ya tenías ganas de ir a la playa, como el verano anterior. Ni siquiera había salido la colección nueva de trajes de baño en El Corte Inglés, pero le habías echado un ojo a un conjunto “muy mono” en las rebajas de enero. Yo siempre con el mismo bañador. Temporada tras temporada. Es acojonante lo diferentes
que somos y lo bien que encajamos. Será que el secreto está en la masa y nosotros somos dos ingredientes que combinan en un sabor único. No, la piña no es un ingrediente, lo siento.

Y nos meteremos en el mar. Lo que me fascina del mar es que nunca es igual, como nosotros. Como el resto del mundo. Está en un incesable y continuo cambio. No hay dos olas iguales, ni dos gotas de agua. La arena viaja en las plantas de nuestros pies, entre los dedos y en las partes más íntimas e inaccesibles para el sol, al menos en algunas playas.

Y saldremos del mar, nos invadirá una sensación de paz, de luz. El calor, que empieza a ser un invisible estrangulador, nos dará una pequeña tregua hasta que deseemos volver al agua, a reírnos como sabemos si una ola nos embiste.

Y todo porque, sin haber llegado la primavera, tú ya te habías convertido en mi playa.

[Total:4    Promedio:3/5]
Más artículos
Caracola - Fugaces
Fugaces