Javier Dominguez - Salvar olvidar

Salvar, olvidar

Alonso-robot llegó al almacén en la madrugada, escapó del Centro de Ajustes a la medianoche. No lo planificó así, pero tuvo que improvisar cuando supo que los cuerpos serían cremados al día siguiente. 

Por eso ingresó al servidor principal para localizar el almacén. Seguro dejó huellas en su búsqueda, pero tenía que salvar a Alonso. Él era la evidencia de que la Corporación no cumplía con el contrato. Ya que no trasladaba la consciencia de los clientes a un cerebro positrónico, sino que hacía una copia de la mente del cliente y mantenía el cuerpo vivo en una cava hasta que la mente se adaptaba al nuevo cuerpo robótico. Cuando había fallos, se hacía una nueva copia del cerebro original. Una vez superado los problemas, se eliminaba el cuerpo humano. Alonso-robot descubrió toda la trama cuando se conectó por accidente a la red del Centro de Ajustes y llegó a la computadora principal. Entonces, decidió recuperar su cuerpo. 

Se metió en el almacén y encontró los cuerpos apilados. Estaban en bolsas plásticas. Escaneó las etiquetas de los envoltorios hasta que halló el suyo. 

Puso el cuerpo en su hombro y salió del lugar. Ahora podía llevar cargas como esa con facilidad. Distinto a sus últimos años, cuando apenas podía moverse. Corrió hasta un bosquecillo cercano, lo recostó al pie de un árbol y rompió el plástico. Alonso respiraba. Pasó un rato hasta que pudo abrir los ojos y preguntar qué pasaba. El robot le contó todo. 

Entonces, Alonso dijo: 

–¿Y por qué viniste? Mírate, eres perfecto. Olvídame.

El robot pensó unos segundos – que eran como siglos para él. Y respondió: 

–No, Alonso, no puede salvarse lo que se olvida. Yo soy lo que salvaste de ti.  Somos el mismo y también somos otros.

Alonso sonrió y cerró los ojos. Comenzó a llover.

Sin duda, hemos visto cosas increíbles… naves de combate arder más allá de Orión, rayos C brillar en las Puertas de Tannhäuser, robots salvando hombres…y ahora se que nada de eso se perderá en la lluvia… no es tiempo de morir.

[Total:1    Promedio:5/5]
Más artículos
Chaparron - Placido zamora
Chaparrón