Marina Cabrero - Suenos ladrillo rojo

Sueños de ladrillo rojo

Era fácil imaginarme cómo sería vivir allí, en una de esas casas gigantes de ladrillo rojo con las poyatas llenas de flores. Leería durante los atardeceres de verano en la mesa del porche con los pies sobre la barandilla blanca y me acurrucaría con una manta al lado de la chimenea en los días de invierno, rodeando con mis manos un chocolate caliente. Abriría cada noche la verja del pequeño jardín al llegar a casa y andaría por el camino de piedra pulida hasta llegar a la puerta, descalza, después de una noche en la que me sentiría eterna. Haría los deberes con la mirada perdida en el reflejo de la piscina, moviéndome con ella, porque como yo, el agua pocas veces está quieta…

Dejé de mirar esa casa y paré todos mis pensamientos mientras volvía a apoyar mi pie en el pedal de mi bicicleta oxidada. “Ojalá. Algún día” pensé mientras ponía de nuevo rumbo a mi realidad.

[Total:0    Promedio:0/5]
Más artículos
Agustina Bloom - Cambios
Cambios