Natalia Medina - Tempestad en el mundo

Tempestad en el mundo

Congelaste un abrazo para después. Y ese después se posponía. Cubriste tu rostro e imaginé tu sonrisa. Me hablaste con tu mirada. 

Te sentaste junto a mí y entre medias se coló la distancia. Te negaste a verme mientras lo deseabas. Tus sentimientos estaban encontrados. Querías. Pero no podías. Y así todos. Caminando a veces sin rumbo en medio de un mundo enfermo tratando de buscar la salida. El final. Y el principio de todo. 

Lo mundano. Lo sencillo. La cercanía. ¿Dónde quedaron?¿Sabéis si volverán? 

Duro golpe a la realidad y a la propia vida. Nos abofetean fuerte pero seguimos. Poco, lento, a pasitos. Pero seguimos.