Felix Aguilar - Tricotosa

Tricotosa

A pesar de su empeño por esconder las revistas que no quería que su padre encontrara, Chico estaba sentado frente a su progenitor, con un sudor frío y la pierna derecha inquieta. No sabía cómo iba a explicárselo, ni qué excusa dar. ¿Podría decir que se las guardaba a un amigo? ¿Que las había encontrado al lado de un contenedor? Su padre le miraba decepcionado, con una rabia contenida en los ojos y en los puños. Chico vio cómo su padre quemaba una a una las revistas, mientras lo único que había era silencio y el crepitar del fuego.

Pasados unos días, Chico salió de la habitación, se acercó a su padre y le dio una camiseta que ponía: “Que te jodan”. Por suerte, había memorizado todos los trucos de las revistas de costura que había encontrado en casa de su abuela.

[Total:3    Promedio:5/5]
Más artículos
Javier Dominguez - Salvar olvidar
Salvar, olvidar