Pilar Alejos - Viva la vida

Viva la vida

Había llegado el día en que solo debían pensar en ellos. Ese era su momento. Se habían pasado toda la vida trabajando, lo tenían bien merecido.

Sin dudarlo, compraron por Internet el viaje de sus sueños, hicieron las maletas solo con lo imprescindible y sin perder ni un segundo partieron hacia el aeropuerto. Volaron por primera vez, pero al hacerlo juntos cogidos de la mano, no sintieron miedo.

Disfrutaron de cada instante, del paisaje, de los monumentos, de sus días y sus noches, sin pestañear. Sabían que, si despertaban de aquel sueño, podría esfumarse todo. La aventura estaba siendo excitante y maravillosa, pero llegó la hora de regresar a la realidad.

Lo hicieron abrazados, sin prisa. En casa les seguía esperando aquel informe a su nombre que dejaron abierto sobre la mesa con aquella terrible palabra en su diagnóstico.

[Total:31    Promedio:5/5]
Más artículos
Agustina - Bienvenida realidad
¡Bienvenida, realidad!