Volando lo nuevo

Volando lo nuevo

Al acercarse al precipicio, la mujer intuyó que el próximo vuelo sería muy positivo. “Se viene lo nuevo, lo bueno, lo transformador”, se dijo a sus adentros y saltó, sin cerrar sus ojos, dejando sus manos abiertas, sus piernas libres, su espalda liviana. Su mente comenzó a visualizar muy buenos augurios que llegarían pronto. Cielo despejado, estrellas vibrando, la luna que lucía más blanca que nunca. “Al tocar la tierra, yo seré la misma pero mis zapatos serán otros”, dijo como mantra mientras caía, sonreía y renacía.

[Total:4    Promedio:5/5]
Más artículos
Lagrimas sinceras - Placido Romero
Lágrimas sinceras